Blueback de SWM y 2

El pequeño Blueback de Small World Models

El Blueback es un modelo muy pequeño, tan solo tiene 70 cm. de eslora, a una escala de 1/96, pero en cambio lleva una tecnología muy sofisticada y una calidad sobresaliente (mejor que muchos modelos muy renombrados), aunque eso lo convierte en un kit “caro”, pero en una inversión excelente por su relación por su facilidad de uso, montaje, fidelidad al original  y transporte.

Parado en superficie

Se trata de un modelo de inmersión estática pura. No precisa de aporte de aire de superficie para vaciar los tanques, sino que lleva un pequeño depósito de gas que permite hasta 6 soplados completos sin recargarlo. El gas que usa es propelente de aerógrafo que podemos comprar en cualquier tienda de modelismo. Para sumergirse, como en un barco real, el tanque de lastre está abierto al agua , disponiendo de una válvula de purga de modo que cuando la abrimos el aire escapa al exterior mientras que se llena de agua. Para vaciar el tanque de lastre se abre una válvula en el depósito de gas, que es inyectado dentro del tanque y desaloja el agua sin otra complicación y gran velocidad.

El interior al descubierto

Small World Models ha trabajado con gran precisión en un cilindro estanco (WTC) muy pequeño, compartimentado en secciones cilíndricas en plástico GRP azul muy resistente, que encajan unas con otras por medio de juntas tóricas aseguradas tan solo con cinta adhesiva. En el compartimento de popa se aloja el equipo de radio completo (tres servos, variador y receptor). En el central hallamos el tanque de lastre, el depósito de gas y el mecanismo de apertura de la válvula de purga. En el de proa se aloja la batería y una reserva de aire para flotación que equilibra el peso del motor y servos a popa.

Monta unos ingeniosos sistemas de mando y estanqueidad que vienen en el kit y que sustituyen las ruedas de mando de los servos. Así los servos estándar encajan al milímetro. Los mandos salen al exterior por unos casquillos con prensaestopas ya montados que aseguran la estanqueidad. La bocina es estanca gracias a un casquillo de bronce con retén de goma y que ya viene montada.

Cargando gas. Ver los dos compartimentos estancos de proa

Esta pequeña maravilla mecánica se presenta en una caja de cartón blanca (pensemos que no se vende en las tiendas y que nos lo envían por correo desde EE.UU.). Cuando abrimos la caja sorprende la gran calidad del casco de fibra de vidrio muy delgada que viene terminado a falta de realizar los pasos de agua de la parte inferior, montar las aletas deflectoras de los hidroplanos, montar los periscopios y mástiles y pintar. El casco viene muy bien detallado e incluso viene imprimado con una pintura gris mate que todavía evidencia más la buena terminación.

Compartimento estanco de popa

Cuando abrimos el casco hallamos el WTC ensamblado, de color azul translúcido, excepto la sección de electrónica que es transparente. Pero tal y como sucede al casco, sólo falta montar los servos, ajustar el sistema de llenado y vaciado y listo… De hecho el fabricante asegura que se puede poner en el agua en un fin de semana incluso pintándolo y ajustándolo, y es cierto.

En el interior del WTC encontramos un par de bolsitas con los accesorios de plástico: hélice de repuesto, hélice y eje, aletas deflectoras, mástiles, periscopios, schnorkel y también la tornillería y mandos. Las instrucciones se resumen a un librito de 15 páginas en inglés ilustrado con fotos, muy sencillo; comparable a los kits de Sheerline model submarines, que usan distinto sistema de inmersión pero que mantienen la filosofía de fácil montaje mecánico que da opción a trabajar el detalle a fondo, aunque Small world models destaca en la exquisita terminación de sus cascos.

Detalle de la proa y torreta

EL MONTAJE

Si seguimos las instrucciones su montaje es muy sencillo. Primero debemos preparar lo que necesitamos además del kit: sistema de radio con 4 canales, tres servos estándar y una batería de Nicd de 6 elementos de 1600 mAh mínimo. Recordemos que el variador y el motor vienen en el kit. Por otro lado es indispensable comprar o hacer un adaptador para poder cargar el depósito de gas con la botella de propelente de aerógrafo. La toma de carga del depósito es una válvula de neumático de coche que debe adaptarse a la rosca de una botella de propelente de aerógrafo, (que si queremos comprar ya hecha, podemos dirigirnos a Mike’ subworks que distribuye  Subtech y cuya referencia es SCA).

A profundidad de periscopio

El montaje es muy sencillo si seguimos las instrucciones y sobre todo afecta al montaje de la electrónica y mandos. Pero como todo se ha estudiado para que encaje a la perfección, no hay problemas reseñables. Es reseñable el mando de actuación de la purga del tanque de lastre. Este se acciona por un servo que va en el compartimiento de radio, adosado al mamparo del tanque de lastre por el que se une al mando en sí y que está al agua dentro de dicho tanque. Este mando tiene dos ruedas a distintas alturas de modo que moviendo el mando a un lado se abre la válvula de purga, en neutro ni entra agua ni gas, y al otro lado está cerrada la purga y se abre la válvula de gas que inyectaría presión soplando el agua de lastre. Una vez montado el servo debemos ajustar la posición de dichas ruedas de modo que con el movimiento del servo actúe correctamente el sistema.

¡Superficie!

El montaje y acabado del casco es muy sencillo, gracias a la calidad de materiales y además ofrece la posibilidad de personalizar la unidad a representar o podemos desplegar los mástiles a nuestro criterio. No está de más dar un vistazo a la web del museo que alberga a barco real en Portland, Oregon cuya dirección es  www.omsi.edu/visit/submarine . La pintura es negro satinado de la mitad del casco hacia arriba y rojo inglés a modo de patente en la parte inferior. Los mástiles son gris claro con moteado gris oscuro. Los numerales deben ser blancos a escala 1/96 y podemos añadirle las marcas de calado que podemos hallar en comercios especializados o en comercio electrónico de varios fabricantes.

PRUEBAS Y NAVEGACIÓN

Ajustamos en casa el lastrado del modelo para llevarlo a la línea de flotación real y que nos quede una ligera reserva de flotabilidad con los tanques llenos, a modo de medida de seguridad. Ya en nuestro estanque ponemos el barco en movimiento, demostrándose sensible a los pares generados por la hélice, lo que es normal debido a su peso y al lastre que se sitúa muy cercano al centro de flotación del barco. Vira relativamente rápido en superficie para lo que son estos submarinos y tiene una buena velocidad, excesiva para su escala.

Abrimos la purga de lastre y comienza a sumergirse, lo que se produce en unos 10 a 15 segundos. Con el modelo a altura de periscopio, es muy sencillo hacer la inmersión basta muy poco avante para que con el mando de hidroplanos podamos “volar” bajo el agua. Es sensible a los mandos pero noble, en avante toda es muy sensible al mando y recuerda más a un aeromodelo que a un barco, aunque por lo general esto es necesario en todos los modelos de submarinos de casco hidrodinámico a escala o no ya que suelen tener un par de escora muy elevado debido a la poca distancia entre el lastre y el centro de gravedad.

Para ascender podemos llevar el modelo a superficie dinámicamente y cuando casi tenemos media torreta fuera abrimos la válvula de gas. En ese momento vemos como sube a superficie como si de una burbuja se tratase debido a que el soplado del tanque se hace en décimas de segundo, por lo que es difícil dosificar la ascensión si sólo nos basamos en el sistema de soplado. Por otro lado el soplado de emergencia es muy espectacular ya que asciende brutalmente y las burbujas y el agua pulverizada saliendo por las aberturas del casco es muy llamativa.

Avante poca iniciando la inmersión

CONCLUSIONES

Como conclusión debo decir que el modelo cubre sobradamente todas las expectativas tanto en lo mecánico como en su imagen y construcción. Conociendo que es un modelo caro comparativamente hablando (pasa de los 800 euros puesto en España ya despachado en aduanas), debemos contar con que nos proporciona un casco perfecto y una mecánica que se monta en un rato y de gran fiabilidad. Otra de sus grandes ventajas es que con sus 70 cm. de eslora y sus 3,5 Kg. se puede llevar en cualquier parte. Pese a ello el nivel de detalle como modelo estático es excelente. No requiere una gran habilidad para su montaje y es un modelo ideal para los modelistas de submarinos que desean tener un segundo modelo para combinar con otro modelo mayor o con otro tipo de barco, o bien si no disponemos de espacio suficiente en casa.

Posiblemente sea uno de los mejores submarinos que he probado, pese a su tamaño. Es evidente que se trata de un modelo que está en la cima de la sofisticación respecto a su mecánica y que tiene un grado de prefabricación y detalle dignos de alabanza.

Actualmente David Manley, propietario de Small World Models se ha tomado un respiro en esta actividad aunque promete volver a la tarea… no desesperemos, volveremos a disfrutar de sus excelentes modelos.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

BLUEBACK (USS 581) El primero y el último

En esta entrada os presento alguna notas referentes al USS BLUEBACK a tamaño real y en la segunda entrada os hablaré del estupendo kit de Small World Models.

Blueback a toda máquina en superficie (foto wikipedia)

EL USS BLUEBACK

 El USS 581 supone el verdadero paso previo a los submarinos nucleares de ataque norteamericanos actuales. Se puede decir que fue uno de los últimos submarinos de ataque no nucleares en plena guerra fría.

 Al terminar la 2ªGM las armadas de los dos nuevos bloques, habiendo analizado los logros alemanes de los tipos XXI y XXIII, se lanzan a demostrar su poderío industrial y militar. Los soviéticos se pusieron a fabricar indiscriminadamente réplicas exactas del tipo XXI (clase whiskey) con 256 unidades entre 1956 y 1957. Los norteamericanos decidieron aplicar mejoras en su enorme flota excedente de guerra,  el llamado plan Guppy; algo después se inició la clase Tang que era un tipo XXI mejorado y que se cortó en cuanto los soviéticos exhibieron los Whiskey disponibles. Los EE.UU. pasaron a una estrategia doble, por un lado se desarrollaría un casco totalmente hidrodinámico y por otro la nueva planta motriz nuclear. Esto desembocó en dos barcos muy diferentes. En lo tocante a la propulsión, la plataforma de pruebas fue el Nautilus, que básicamente era un compromiso entre el tipo XXI y los guppies. En el aspecto del diseño se obtuvo el USS Albacore, al que dedicaremos unas líneas.

 El encargo del diseño del Albacore aunó a ingenieros del mundo civil (MIT) y el militar. Se partió de los conocimientos en aeronáutica y se estudió la aerodinámica de los dirigibles hasta desembocar en un casco casi idéntico al que se le añadió una pequeña cubierta, torreta y aletas a proa y a popa para mantener la estabilidad. Si bien su desarrollo se extendió en tres fases en un amplio espacio de tiempo (hélice a proa de los hidroplanos traseros, hélice a popa de los hidroplanos y finalmente cola en X) su botadura tras múltiples pruebas en tanques de agua del MIT para modelos del barco, el Albacore fue botado en 1956 obteniendo unos resultados asombrosos, batió todos los records de velocidad aun con maquinas diesel eléctricas y demostró una capacidad de maniobrabilidad que incluso les llevó a probar un timón vertical suplementario en la torreta para evitar escoras excesivas a altas velocidades. Los datos obtenidos continúan siendo secretos pero se supone una velocidad de más de 35 nudos en inmersión y una cota de inmersión de más de 300 m. de profundidad gracias a su casco realizado en acero HY80 por primera vez en la historia del submarino, y que sigue usándose hoy en día.

 Mientras que se seguían produciendo evoluciones del Albacore y Rickover trabajaba en las pruebas y exhibición del Nautilus durante el desarrollo de plantas atómicas más pequeñas, potentes y silenciosas. Los políticos presionaban para poner a flote un arma que demostrase el futuro potencial y detuviese, en lo posible, la ventaja soviética. Finalmente se optó por tomar lo que ya se tenía listo, cascos de Albacore, plantas motrices Diesel eléctricas y armamento, es decir un submarino de ataque moderno al que solo le faltase la incorporación de la nueva generación de propulsores nucleares. De ahí nació la clase Barbel.  Más tarde la conjunción del casco de los Barbel (en concreto del Blueback) y la nueva planta motriz derivada de la del Nautilus, dio paso a la primera clase de submarinos de ataque nucleares norteamericanos, la Clase Skipjack.

Blueback a flote como museo (foto wikipedia)

 Los Barbel, entregados en 1959, eran submarinos casi clónicos del Albacore, con ligeros retoques. Se partió de la fase 2 del Albacore con timones a proa de la hélice, la torreta era básicamente la misma aunque ligeramente alargada para poder albergar los mástiles y el snorkel necesarios en un barco de guerra diesel y se eliminó la pequeña cubierta plana sobreelevada a popa de la torreta, mejorando la hidrodinámica general. Se construyó igual que el Albacore: un casco fabricado en acero HY80 de 1,5 pulgadas, que ya había demostrado su efectividad, pero se le añadió el armamento (6 tubos lanzatorpedos de 21 pulgadas) y se le dotó del nuevo sonar probado en el Albacore. Todos estos nuevos barcos llevaban hidroplanos de proa pero tras las pruebas realizadas en el Albacore, se retiraron a principios de los 60 montándolos en la torreta para ganar hidrodinámica y efectividad respecto a la huella sonora.(de hecho en el Albacore se retiraron totalmente).

 El Blueback, construido en el astillero Ingalls y botado en abril de 1959,  tuvo una vida operativa larga, de 31 años, lo que le permitió pasar por un último estadio de evolución cuando se le añadieron, ya en los 80 unos deflectores del ruido de la hélice en forma de paneles verticales en la punta de los hidroplanos de popa, lo que le daba un aspecto diferente al resto de sus hermanos. (Esta configuración se fue añadiendo a diversas unidades de las clases Los Ángeles y Ohio). Su vida operativa de desarrolló en el Pacífico aunque jamás llegó a entrar en combate. Pero sin duda su mayor aportación fue la de demostrar la alta eficiencia de su casco en un barco de guerra, lo que permitió generar toda una nueva clase de submarinos de ataque nucleares que realmente diferían poco de la clase Barbel, excepto por el tamaño y la aplicación directa de algunas mejoras probadas en el Blueback. La nueva clase Skipjack, a su vez fue la base de los primeros submarinos balísticos norteamericanos (Clase George Washington).

 De este modo el USS Blueback tiene el honor de ser el primer submarino armado equipado con casco de gota de agua y el último submarino de ataque diesel operativo en la U.S.Navy.

 A grandes rasgos debemos señalar que los Barbel eran barcos de 66,4 m de eslora y una manga de 8,9 m. Desplazaban 2153 TM en superficie y 2644 sumergidos. Estaban preparados para navegar a cotas de 220m de profundidad siendo su cota a no exceder de 325 m. Sus velocidades eran interesantes para un diesel: 15 nudos en superficie y 21 sumergidos (el Albacore llegaba a 35), todo ello con tres motores diesel Fairbanks – Morse con 3150 CV y en inmersión dos motores General Electric con 4800 CV. Su autonomía en superficie era de 19.000 millas.

 Nunca entró en combate, pero participó en numerosos ejercicios OTAN y en muchos casos fue muy apreciado por ser muy difícil de detectar, demostrando una vez más lo acertado del diseño radical llevado a cabo en los 50 y que aun hoy es vigente.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

AKULA RC (y 3ª) El Akula de Dumas

EL KIT DE DUMAS Y EL MONTAJE

Foto del Akula en el catálogo de Dumas

 El modelo que presenta DUMAS es una semimaqueta para inmersión dinámica  inspirada en el Akula II, manteniendo un aspecto bastante fiel en lo que se refiere a los dos puntos más característicos del original: la torreta y el contenedor hidrodinámico sobre el timón vertical. Al ser un modelo de inmersión dinámica, se sumerge por acción de los timones de profundidad (hidroplanos) cuando avanzamos, como lo hacen los aviones. No por poseer una bomba de lastre. Esto permite realizar un modelo sencillo, pequeño y económico, lo que es una ventaja para los principiantes, además de que el modelo puede ser llevado en cualquier maletero de coche utilitario.

Contenido del kit de dumas foto de RClineforum.de

 El modelo se presenta en caja de cartón blanco con una foto del modelo acabado y las características básicas. Todo el material usado es en ABS moldeado al vacío. El barco tiene estructura de doble casco, es decir un casco exterior con la forma del modelo y en el interior dos cajas estancas independientes, una para la batería de fácil acceso cuyo sellado se produce por unas juntas de neopreno, presionadas por canutillos de plástico que se deslizan por unas pestañas de las propias tapas, lo que es suficientemente efectivo. La otra caja estanca está sellada permanentemente con silicona, que une las dos mitades y contiene el equipo de radio y la propulsión (de modo que para operar dentro, debemos romper el sello de silicona y después volverlo a hacer, aunque dispone de un respiradero practicable, que es una tapón de botella PET pegado en la tapa con silicona). Ambos compartimentos disponen de tapas transparentes que facilitan la inspección del modelo. El kit se completa con accesorios en plástico y metal, que incluyen todo lo necesario para montar el modelo, excepto pegamentos, radio, baterías, variador de velocidad y motor (que es conveniente comprar a Dumas para que sea más sencillo el montaje ya que se nos provee de una bancada, aunque se podría montar un motor de serie tipo Mabuchi 500 o 600). El kit dispone de planos detallados y un excelente librito de instrucciones en inglés con dibujos muy explicativos.

Caja estanca de radio y motor. Foto de RC Groups

 El montaje del modelo es muy simple, como es habitual en DUMAS. Siempre que sigamos las instrucciones paso a paso podemos estar seguros de que el modelo navegará. No me quiero extender en el proceso de montaje sólo quiero sugeriros algunas cosas: Cuando recortéis las piezas de ABS procurad quedaros largos, ya que es más fácil lijar o limar que añadir. Procurad que las pestañas de unión de las cajas estancas estén lo más planas posibles para que la silicona de pegado produzca la estanqueidad necesaria y si es preciso calentad con agua el plástico para moldearlo un poco. Cuidad bien la alineación de los hidroplanos entre sí y la verticalidad de los timones, ya que si no está bien, en inmersión el modelo es incontrolable. Uno de los puntos débiles en la estanqueidad del modelo proviene del sellado de la salida de mandos a timones. Se debe reforzar la estanqueidad de los tubitos de silicona con pequeñas abrazaderas de nylon. Emplead algo de tiempo en hacerle mástiles y periscopios para la torreta, ya que el kit no trae y se gana mucho en aspecto final a escala.

Caja estanca de batería. foto de RCgroups

 Como casi siempre pasa en los kits. Los esquemas de pintura no son los correctos. El Akula nunca fue gris intermedio, iba pintado totalmente en negro, llevando posiblemente en la parte inferior de proa una superficie pintada en un tono metálico oscuro que era el alojamiento del sonar y que precisa de un material exterior lo más transparente a las ondas sonoras y electromagnéticas posible (composite originalmente). En todas las fotos del Akula que se han podido ver, en ninguna lleva la estrella roja en la torreta pero sí lleva pintada la escotilla de escape, sobre el casco en cuadrantes rojos y blancos. Podemos usar pintura satinada negra tipo titanlak o bien usar pintura de modelismo a base de laca.

Modelo montado a falta de pintura. Foto de RC Groups

 SEA TRIALS

Akula en superficie. Foto de Subcommittee

 La primera prueba concierne a la estanqueidad y lastre que podemos hacer en la bañera, donde podremos corregir lastrados y problemas de estanqueidad. El lastrado para las primeras pruebas, por experiencia, debería dejarnos la torreta y algo de la cubierta fuera del agua y el modelo nivelado (en los modelos dinámicos es imposible que coincida la línea de flotación del modelo real con el nuestro ya que los hidroplanos al avanzar no nos proporcionan el empuje hacia abajo suficiente para mantener el modelo sumergido establemente. En principio hizo falta unos 800 gr. de plomo para conseguirlo.

En superficie parado. Foto de RC groups

 Ya en el estanque damos avante y comenzamos a mandar abajo. Se hace perezoso de reacción y sólo con mucha velocidad conseguimos que el agua llegue a media torreta. Así pues sacamos el modelo del agua y le añadimos 50 gramos. En este punto la base de la torreta está besando el agua. Volvemos a dar avante y esta vez se sumerge sin que lo mandemos…. lastre excesivo. Quitamos 30 gramos. Esta vez  la línea de flotación deja toda la torreta fuera del agua, una mínima parte de cubierta.

Con más lastrado empezando la inmersión. Foto de RC groups

  Ahora volvemos a avanzar y el modelo navega en superficie aunque con más de cuarto de motor tiende a sumergirse, movemos el hidroplano de proa ligeramente hacia arriba para contrarrestar ese efecto (recordemos que no es móvil). En esta situación el modelo navega en superficie siempre y cuando no mandemos abajo. Con un poco de marcha avante y un poco de mando podemos hacer inmersiones sumamente dóciles y realistas.

 A partir de este momento ya todo es un juego de prueba y error con el aprendizaje del movimiento y las reacciones del modelo, que por otro lado es muy dócil y ágil. Debemos acostumbrarnos a no mandar abajo constantemente para sumergirnos ya que basta con que gane la posición de picado, una vez así podemos nivelar el hidroplano y ya bajará recto, debiendo después recuperarlo en la cota a la que queramos navegar (de hacerlo de otro modo acabaríamos sacando la hélice del agua, y si lo hacemos igual para emerger lo haríamos como un delfín y no como un submarino.

 Para mantener la cota de profundidad deberemos conjugar motor e hidroplanos y timones, como si volásemos un aeromodelo, ya que esta es la parte más delicada de la navegación de un modelo dinámico. Esto es lo que hace que para unos sea “bonito o  feo” navegar un modelo de inmersión dinámica ya que requieren mucha más mano del patrón para que la navegación se ajuste a la real. Este aspecto no sucede en la misma medida con un modelo de inmersión estática donde no hace falta producir la fuerza que vence la flotabilidad totalmente y por lo tanto es menos crítico de navegar, aunque tal vez menos divertido.

  CONCLUSIONES

 Este modelo es sorprendentemente fácil de construir si llevamos unos mínimos cuidados. Su navegación es muy dócil pese a mantener una línea de flotación aceptable para un modelo de inmersión dinámica y requiere poco consumo de batería para navegar. Su precio es muy ajustado (en EE.UU. es poco más de $100) aunque haya que añadir elementos.

 La conjunción de calidad, precio, facilidad de construcción y navegación es muy interesante, Siendo tal vez el punto más crítico el que se deba extremar el cuidado de los sistemas de estanqueidad que por ser muy sencillos, precisamente, tienen tendencia a dejar de cumplir su cometido.

 A mi parecer todas las cualidades del modelo le pueden hacer que sea una de las opciones más interesantes para iniciarse en el mundo del submarino RC, donde hay una gran escasez de ese tipo de modelos.

 DATOS TÉCNICOS

 AKULA serie II, modelo semimaqueta RC de inmersión dinámica, fabricado  por DUMAS PRODUCTS USA. Para 3 canales de radio, eslora de 88,32 cm. y manga de 10,1 cm.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

AKULA RC, 2ª parte. (el Akula de Sheerline Models)

El kit de Sheerline, tecnología y montaje

Kit del Akula de Sheerline completo (foto Sheerline model submarines)

 Este modelo de 1.13 m de eslora y 9 Kg de peso es un submarino de inmersión estática, es decir, es capaz de sumergirse estando parado, sin necesidad de usar los hidroplanos al avanzar. Estos sistemas de inmersión son por lo general complejos y caros, ya que requieren sistemas de bombeo de lastre. Dentro del mundo del submarino existen numerosos sistemas para realizar un modelo de inmersión estática, con distintas dificultades, costes y resultados. Pero el de Sheerline  es lo suficientemente efectivo y fiable como para que sea el punto fuerte de toda su gama de modelos.

 El sistema de inmersión que proporciona Sheerline es un doble casco con un cilindro estanco de tres secciones en metacrilato y GRP. La sección central es un tanque de lastre que es atravesado por un espacio para paso de cables. En la sección de proa se halla el servo que acciona la válvula de aire y el interruptor de la bomba, el receptor, el servo de hidroplanos de proa,el regulador de velocidad y la bomba de lastre. En la sección de popa se aloja el motor (un Graupner 400 directo en este caso), el servo de hidroplanos de popa y el servo de timones de dirección. La batería de 6v, 5 Ah.,que alimenta todo el sistema se halla en el exterior del cilindro estanco, al agua con un sistema de estanqueidad para el polo positivo.

Cilindro estanco completo y batería (foto de Sheerline m s)

 Para producirse la inmersión, un solo servo acciona el interruptor de la bomba y la válvula de entrada de aire, de modo que cuando accionamos la bomba, la válvula de aire cierra el paso y se bombea agua al tanque de lastre comprimiendo el aire sobrante en el mismo tanque de lastre, cuando hemos llegado a la cantidad de lastre deseada dejamos de accionar la bomba, y con el mando en neutro la válvula cierra sin dejar entrar ni salir aire o agua del tanque.

 Cuando queremos desalojar agua movemos el mando al otro lado y sin arrancar la bomba, se abre la válvula dejando que el aire comprimido expulse el agua, volviendo a la flotabilidad inicial. Este sistema requiere un tanque de lastre muy bien construido, ya que trabaja a presión y una bomba potente, por lo tanto sería difícil de hacerlo desde plano, pero no imposible.

Parte delantera el WTC con bandeja de radio (fot de Sheerline ms)

 El kit se presenta en una caja de madera muy voluminosa y de protección perfecta para el modelo. Cuando destapamos la caja y apartamos la protección de porex aparece un casco en fibra de vidrio excepcionalmente gruesa,en dos piezas longitudinales, pero con un acabado aceptable: todas las planchas marcadas, así como todos los pasos de agua, escotillas etc. Realmente deja poco lugar al acabado, e incluso ya viene tintado en negro en la parte superior y rojo la inferior y las placas de plomo de lastre puestas en posición con cinta adhesiva. Dentro del casco está el cilindro estanco con todos sus elementos y en un compartimento de la caja están las bolsas de accesorios. (en nuestro caso venía también el variador de velocidad que se suministra bajo pedido). Las instrucciones puede que sean el punto débil del modelo. Son un grupo de hojas con fotografías de construcción y unos folios con las instrucciones para el montaje del cilindro estanco, pero no se explica ni el proceso de montaje y adaptación del cilindro al casco ni da idea del pintado, etc.

 El montaje del modelo es muy sencillo ya que las bandejas de radio vienen con los espacios y taladros hechos, además de llevar montados ya el motor. Bomba, interruptores, etc. Con lo que lo único que queda es seguir las indicaciones de montaje y tal vez lo más laborioso sea preparar el cabezal del servo que acciona la bomba para que sirva también para cortar el paso de aire al tanque, pero esa tarea viene explicada en las instrucciones suficientemente bien. De hecho vienen las placas de plomo de lastre prefijadas en el casco a falta de pegarlas. Realmente el modelo en sí, se podría dejar navegando en un fin de semana.

Detalle de la popa del modelo (foto de Barcos RC)

 Un pequeño defecto estriba en que el kit no aporta información de pintura ni trae mástiles, antenas o periscopios y que la hélice de bronce no era una hélice de 7 palas en cimitarra. Esos detalles están pendientes de mejora según nos comentó la marca. De todos modos son subsanables y pensemos que el modelo viene ya “pintado” aunque los colores no refieren a la realidad. Bastaría con pintarlo todo en negro satinado o mate (en las fotos de carena nunca se ha visto con la patente de color rojo u ocre) respetando la pintura de la escotilla de escape en rojo y blanco.

 Si queremos trabajar más a fondo, podemos sacar información gráfica de internet donde poco a poco han ido apareciendo imágenes que podemos ir usando para añadir detalles de mástiles, etc. (podemos usar una hélice Raboesch de 7 palas en cimitarra para mejorar esa parte)

  Sea Trials

Akula en superficie iniciando el lastrado (foto de Barcos RC)

 La primera prueba es una inmersión “profunda” estática para conocer la capacidad del sistema de inmersión para devolver al submarino a la superficie estando en reposo en el fondo, que en este caso es alrededor del metro y medio. Ponemos en marcha la bomba y a los 20 segundos tenemos a nuestro Akula en el fondo. Lo dejamos unos momentos allí y abrimos la válvula de soplado de tanque, el resultado es que sale a superficie rápidamente, manteniendo la línea de flotación original.

 Navegando en superficie a diversas velocidades se demuestra lento en los giros, como cabía esperar y a toda máquina una tendencia a la inmersión dinámica que corregimos por trimado. Ahora accionamos la bomba hasta que quedan un par de centímetros de la torreta y el bulbo de popa en superficie. Damos avante un par de puntos y mandamos inmersión. La inmersión se produce en un ángulo suave y constante, con el bulbo ya bajo el agua nivelamos y observamos que es muy fácil mantenerlo nivelado y a cota. Es noble al mando y sobre todo que sus condiciones de maniobrabilidad han mejorado hasta reducir en más de dos veces el radio de giro, apreciándose poca escora en los giros rápidos, como se comportaría el barco real. Navegando sumergido a toda máquina se demuestra que la acción de los timones e hidroplanos es excesiva, por lo que hay que mover los mandos muy poco, recordemos que en inmersión es mucho más veloz que en superficie. Es muy divertido de navegar, pero no es un juguete. Sus 9 kilos  le hacen ser un pequeño misil con buenas inercias.

 Como sugerencia, no es necesario llenar el tanque de lastre hasta que el modelo desaparezca de la superficie totalmente para navegar a gusto. Basta con que asome ligeramente la torreta. Con ello podemos sumergirnos muy bien y tenemos la ventaja de que al mantener una pequeña reserva de flotabilidad, el modelo siempre vuelve a superficie en caso de un problema de radio, aunque muy lentamente.

 La prueba en sí, fue más que satisfactoria. No fue necesario retocar nada de los ajustes previos, no se observó entrada de agua. Navegamos más de una hora y media con él sin demostrar falta de batería y es un placer verle evolucionar bajo el agua imaginándonos lo que debe ser un “monstruo” de más de 110 m a 33 nudos en inmersión.

 Conclusiones

En superficie "all stop" (foto de g and dmbc subs)

 Se trata de un modelo óptimo para iniciarse en la inmersión estática. Lleva todo lo necesario para ser un modelo “serio”, tiene una técnica bien desarrollada y ajustada pero no deja lugar a aditamentos ( principalmente por su tamaño), como controladores de nivelado, sensores de entrada de agua, limitadores de profundidad, etc. Sinceramente no le hacen falta. Hay otros modelos de su tamaño y tipo en el mercado, pero técnicamente son mucho más complejos y caros.

 A mi modo de ver es una excelente entrada en el mundo de los submarinos de inmersión estática, al nivel de Albacore de Subtech. El coste de algo más de 600 euros (todo completo menos radio), lo hacen atractivo en cuanto a calidad, precio y facilidad de uso. Si queréis un Akula visitad la página del fabricante en  http://sheerlinemodelsubmarines.com

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

AKULA. El Hunter-Killer ruso. (I)

En esta primera parte abordo alguna idea acerca del submarino real, en partes posteriores os comentaré acerca de los modelos RC que desarrolló Sheerline y Dumas products.

Los submarinos de la clase AKULA (como los conocemos en occidente ) son los submarinos nucleares de ataque o SSN más avanzados de la armada rusa. Su diseño radical , sus capacidades como arma y el secretismo que le ha envuelto lo han convertido en un icono. Pero las raíces de este submarino se van atrás en el tiempo.

Akula II en superficie, vista lateral, tomada de F.A.S.

 A medida en que avanzaba la guerra fría, en los 60 y 70, la URSS y los EE.UU. desarrollaron diseños y armamentos cada vez mejores, en parte debido al deseo de contrarrestar los avances que se iban produciendo en el bando contrario y en parte para optimizar el rendimiento de cada unidad con vistas a ajustar el número total de barcos necesarios. Pese a todo ello la armada soviética tenía una gran superioridad numérica, submarinos más rápidos y capaces de sumergirse a mayor cota. Debemos hacer un inciso a ese respecto: no se debe olvidar que los diseños soviéticos siempre usaban doble casco, mientras que los americanos no, lo que les limitaba su profundidad.

Un Akula I de maniobras en el Pacífico, foto de militarypictures.info

 Para contrarrestar todas estas ventajas, a finales de los 70 se desarrollan en EE UU los nuevos submarinos de ataque clase Los Angeles y los balísticos Ohio, cuyos puntos fuertes eran una buena hidrodinámica, unos sistemas de propulsión muy silenciosos, unos sonar excepcionales y gran versatilidad armamentística. El objetivo era poder acercarse o alejarse sin ser detectados y por lo tanto no dependían tanto de su velocidad y de la profundidad sino de la “invisibilidad” a los detectores enemigos.

 Para mejorar la huella sónica y la incapacidad de los sonares rusos para detectar a los nuevos barcos norteamericanos; los soviéticos optaron por el desarrollo de un nuevo submarino, cuya misión sería el marcaje de los Ohio desplegados en el Pacífico. Debía ser ligero, capaz de producir poco eco de sonar, con nuevos propulsores más silenciosos y que pudiese ser un modelo en constante evolución para adaptarse a las nuevas necesidades durante muchos años. El resultado es un revolucionario submarino nuclear de ataque, con doble casco muy hidrodinámico, torreta ancha baja y larga, gran maniobrabilidad y velocidad: los Akula como se les conoce en occidente. Recordemos que la denominación Akula , que significa tiburón en ruso es atribuida a la clase Typhoon de submarinos balísticos (similares al Octubre Rojo de la película) en la armada rusa.

 El AKULA es un submarino revolucionario en muchos aspectos. Para Rusia el diseño se llamó proyecto 971 y se apodó Shchuka B, saliendo de la mesa de diseño en los primeros 80. Se trata de un portentoso submarino de110 m de eslora, 14 de manga y con un desplazamiento de 8140 TM. en superficie y 12.770 sumergido. Su diseño es una conjunción del submarino de ataque previo (el Alfa) y de un modelo experimental (el Beluga).Está construido en titanio a doble casco con 7 compartimentos estancos interiores y una gran separación entre el casco exterior y el interior para reducir posibles daños al casco interno. Su diseño es inconfundible, de mayor tamaño, motor y armamento que el Alfa, dispone de una torreta ancha, larga, baja e hidrodinámica y de su inconfundible aleta trasera con una compartimento hidrodinámico sobre ella cuyo uso es aún desconocido. Además dispone de sistemas reductores de ruido activos, sonar tipo MGK 540 que se ocupa tanto de la detección como de la clasificación y rechazo de sonidos, así como de la clasificación de objetivos. Está propulsado por un reactor nuclear de 190 MW y una turbina de vapor que genera 55.000 caballos y mueve una hélice de paso fijo de 7 palas en cimitarra, apoyado por un sistema de propulsión de emergencia que le permitiría navegar a velocidad reducida sin la planta nuclear y dispone de dos motores de 750 caballos para usos auxiliares.

AKULA fondeado en puerto vista de proa-estribor. Foto de news.xinhuanet.com

 Posiblemente lo más espectacular sean sus prestaciones: 600 m de cota de profundidad, más de 33 nudos en inmersión (frente a los 25 de un Los Angeles) y capaz de realizar patrullas sin tocar puerto en 4 meses. Es evidente que un barco de estas características está pensado para moverse en la inmensidad del Pacífico , donde enfrentarse a los Ohio y controlar todo el sudeste asiático, donde los rusos hoy, tienen sus principales intereses estratégicos.

 Es complicado saber realmente cuantas variantes y unidades de Akula hay . Se estima que llegaron a haber 16 unidades encargadas. Una primera serie de 7, después una serie de 3 más, que eran como los primeros pero ligeramente retocados y por último un encargo en 1992 de 6 más de mayor eslora, torreta modificada y de mejores prestaciones, lo que en occidente se denomina Akula II. De las que parece que se llegaron a botar tres unidades entre 1995 y 2001: Viper, Nerpa y Gepard, aunque no se sabe si existen más unidades en construcción, lo que parece improbable.

 Su armamento es impresionante: dispone de 8 tubos lanzatorpedos de 650 y 533 mm que además pueden lanzar minas y misiles, de los que equipa 12 misiles atómicos de crucero Granat (SS N 21) y hasta 18 misiles antibuque Novator SS N 15 y SS N 16 (Starfish y Stallion) que pueden ir armados con cabezas nucleares o convencionales.

Akula en su base, foto semi espía . Tomada de military-today.com

 La existencia de la clase Akula condicionó el programa de construcción naval americano que tuvo que hacerle frente diseñando un submarino capaz de enfrentarse a él con eficacia. De hecho la incorporación de ese modelo se está iniciando aún hoy y tan sólo tienen unas pocas unidades botadas. Tratándose de la clase Seawolf / Virginia que ha derivado del Los Angeles, aunque de más tamaño y sistemas de propulsión mejorados por el uso de turbinas, como la clase Trafalgar británica, añadiéndole todo un complejo sistema de detección que cubre la mayor parte de su casco. Tanto pánico supuso para la armada americana que incluso la película “Crimson tide” (marea roja) especula con un movimiento armado en Rusia que logra hacerse con el uso de los Akulas del Pacífico con los que atacar a la flota norteamericana y mantenerlos alejados.

 El Akula sigue siendo uno de los mejores submarinos de ataque del mundo pese a la imposibilidad rusa de poder invertir lo necesario en su mantenimiento operativo. Sobre todo porque la aparición de la clase Seawolf / Virginia ha desviado el foco sobre el Akula para ir pensando en un nuevo modelo más poderoso si cabe. Por lo tanto como en otros casos de carne y hueso este “tiburón” está en vías de extinción.

Quiero aprovechar para agradecer a Felix Iturbide su paciencia y ayuda con los temas del blog y aclarándome datos sobre defensa para que no meta la pata. Recomiendo encarecidamente que le sigáis en Facebook, Twitter y en su blog El lince Analista.

Eduardo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Diseño de los mercantes de vela del XIX (un apunte)

Cuanto más leo de lo que aparece en la red en español acerca de los veleros mercantes del XIX, más me decepciono… Se leen cosas incompletas o parciales. Para no hacerme pesado y tomándolo como preámbulo de un futuro artículo acerca del Scottish Maid. Os comento como lo veo.

Estamos acostumbrados a ver los mercantes de principios del XIX como barcos “panzones” derivados casi todos ellos de los diseños del XVIII , excepto algunos barcos pesqueros , correos, goletas  de cabotaje y poco más. No era un problema derivado de  la falta de diseño. El por qué viene dado por las leyes comerciales.

En el XVIII el mayor imperio marítimo comercial era el británico, sobre todo ampliado durante las guerras napoleónicas y la propia expansión comercial de las “nuevas” colonias. Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Mauricio, India y comercialmente hablando, China. Cómo creo que para los europeos el  ejemplo británico es muy ilustrativo me voy a centrar en él.  Hasta 1813 el comercio con las “Indias” genéricamente estaba monopolizado por las Compañías de Indias. Por lo tanto no se precisaba velocidad en las entregas, sino capacidad y seguridad de los convoyes a veces protegidos por la R Navy, como había quedado demostrado durante las guerras napoleónicas.

Secciones de un mercante antes de 1836. Dibujo de David MacGregor, ed Conway "The tea Clippers"

En 1813 se comienza a romper el monopolio de las Compañías de Indias  con lo que los privados empezaban a ir a las Colonias para comerciar libremente, solamente frenados por los impuestos a la mercancía y las tasas portuarias, etc . A partir de ese momento y sobre todo con la liberalización del comercio a China a principios de los 30 la competencia hizo que los pasajes a las Indias se acortasen, aumentando las superficies vélicas y ajustando algunas líneas de agua sobre todo en la popa  para dar algo más de velocidad al buque cargado.  Este proceso no supuso un cambio radical ya que la Corona no se podía permitir perder  los ingresos del monopolio sin a cambio mantener o aumentar las tasas sobre la mercancía y puertos.

Ahora bien esa tonelada obtenida de la medición del barco no era un peso en sí. Era la relación obtenida de multiplicar la diferencia entre la eslora máxima de cubierta  y las 3/5 partes de la manga máxima , por  el producto de la manga máxima y su mitad. Todo ello dividido por 94. Como vemos se desprecia el puntal y no se tiene en cuenta la composición de las mangas a lo largo del buque. En resumidas cuentas. Se pagaba el Kg transportado más barato en un barco con forma de taco muy hondo que en un estilizado diseño de poco calado (transportaba menos por el mismo impuesto). Por lo tanto se tendía a que en la misma eslora se tuviese un volumen de cada sección similar para optimizar el pago de tasas.

Esta situación no podría durar eternamente ya que comenzaban a aparecer las máquinas de vapor (que restaban capacidad de carga) y cuyo diseño no podía ajustarse a los tradicionales, además de que la velocidad en el pasaje  provocaba, como en el caso del te, ingresos adicionales, jugando con las cosechas tempranas y los tipos y procedencias regionales. Sin olvidarnos que cuando los barcos llegaban a oriente se dedicaban a comerciar (o traficar) en la zona por cuenta de los armadores y esa libertad si requería velocidad de movimientos.

Secciones de medida del Acasta Post 1836 Dibujo de D. MacGregor "The tea Clippers" Ed Conway

Esa presión sobre las tasas, desembocó en los nuevos tipos de medición en 1836. Ahora los tonelajes se medían tomado 3 secciones (a tercios de la eslora) a proa, a popa y en el centro, donde se tomaba la manga máxima . De la conjunción de las 3 secciones se obtenía el tonelaje. La revolución es que cuanto más finas eran la popa y la proa, menos carga impositiva movía el buque. Las primeras pruebas de barcos grandes con nuevas líneas datan de 1836-39 y los diseñadores comprobaron que la mejora en la velocidad era radical.

Desde éste momento comienza un proceso de prueba y fallo aplicando diseños muy innovadores derivados de modelos existentes de los años 30 en las costas británicas y americanas. Se estaba tomando conciencia de cómo se aplicaba el diseño de líneas de “goleta” de cabotaje como las utilizadas en la costa Este americana (Baltimore Clippers por ejemplo) y otros diseños muy avanzados de goletas cuadras escocesas para las rutas de cabotaje costero.

Plano de lineas de Clipper Acasta diseñado por Hall (Aberdeen) Dibujo de D. MacGregor "The tea Clippers" ed Conway

El diseño que dio paso a lo que conocemos como Tea Clippers , se considera de un modo bastante extendido, origina en Aberdeen (Escocia) La tradición de construcción naval allí era muy importante y llevaban mucho tiempo haciendo pequeños barcos veloces con líneas de agua muy avanzadas para el cabotaje entre Escocia y el Sur de Inglaterra, o Irlanda (los llamados packet schooners), pero no se había llegado al concepto de un barco de mayor puntal y proa muy agresiva. Digamos que la competencia hace que un diseñador se decida a hacer el barco de carga más rápido y con la mayor superficie vélica que pudiese soportar en aras de dar ese paso definitivo que conjugara la nueva medición con la optimización de la carga y la velocidad.

El resultado fue una de las goletas cuadras más bellas construida la Scottish Maid que fue construida por los astilleros Alexander  Hall & Co (fundados en 1790) en Aberdeen en 1839, bajo diseño de William Hall. Por primera vez se usaba la llamada proa Aberdeen que se caracterizaba por ser muy lanzada y afilada con un ligerísimo regruesado  cerca de su unión con la quilla. Era un barco pequeño 28,5m de eslora, 6 de manga y 3,6 de puntal. Pero con un total de 10 velas en dos palos y bauprés , donde en el mayor se aparejaban vergas. Resultó ser imbatible en velocidad y maniobrabilidad. Inmediatamente su éxito provocó copias en barcos para la ruta del te y opio como el Acasta o ya desde el mismo astillero salieron clippers tan famosos como el Torrington o el Stormoway.

Desde ese momento ya nada sería igual en la vela mercante. Barcos cada vez más rápidos y grandes , construcción compuesta madera – hierro, el canal de Suez, la carrera con el vapor, las carreras por la ruta del te o la lana… Pero eso será otra bella historia en relación con las rutas comerciales y la tipología de los buques de esa época. Prometo contaros estas historias  de un modo resumido próximamente comentando cosas de mi Scottish Maid y también del Cutty Sark

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¡Hola a todos!

Este Blog está dedicado a una de mis más antiguas aficiones: el Modelismo Naval en general y más en particular a los submarinos RC, además de algunos modelos estáticos en madera y otros de RC de superficie.

Además de hablaros de los modelos que he realizado y los que puedan venir; también hablaré de temas técnicos, tanto en el mundo de los modelos como en el de los barcos reales, de tiendas especializadas, de técnicas y todo lo que crea que pueda ser de interés común.

Una de las cosas que me ha movido a iniciar esta andadura es que pretendo acercar algunos temas interesantes a nuestro idioma porque estoy algo cansado de que todo se publique en Inglés y de que todo lo bueno venga de fuera. Os puedo asegurar que no es cierto y me propongo demostrarlo.

Estoy trabajando en el desarrollo estético del blog y no me está siendo fácil así que paciencia. Espero que la foto de cabecera os guste. Es un U-25 configurado como aparecía en sus primeras patrullas, profusamente camuflado y con la boza de tiburón y la calavera característica. Prometo ir cambiando la cabecera…

Reitero los saludos y espero que os guste lo que aquí aparezca

El Toro de Scapa Flow (Eduardo)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario