AKULA. El Hunter-Killer ruso. (I)

En esta primera parte abordo alguna idea acerca del submarino real, en partes posteriores os comentaré acerca de los modelos RC que desarrolló Sheerline y Dumas products.

Los submarinos de la clase AKULA (como los conocemos en occidente ) son los submarinos nucleares de ataque o SSN más avanzados de la armada rusa. Su diseño radical , sus capacidades como arma y el secretismo que le ha envuelto lo han convertido en un icono. Pero las raíces de este submarino se van atrás en el tiempo.

Akula II en superficie, vista lateral, tomada de F.A.S.

 A medida en que avanzaba la guerra fría, en los 60 y 70, la URSS y los EE.UU. desarrollaron diseños y armamentos cada vez mejores, en parte debido al deseo de contrarrestar los avances que se iban produciendo en el bando contrario y en parte para optimizar el rendimiento de cada unidad con vistas a ajustar el número total de barcos necesarios. Pese a todo ello la armada soviética tenía una gran superioridad numérica, submarinos más rápidos y capaces de sumergirse a mayor cota. Debemos hacer un inciso a ese respecto: no se debe olvidar que los diseños soviéticos siempre usaban doble casco, mientras que los americanos no, lo que les limitaba su profundidad.

Un Akula I de maniobras en el Pacífico, foto de militarypictures.info

 Para contrarrestar todas estas ventajas, a finales de los 70 se desarrollan en EE UU los nuevos submarinos de ataque clase Los Angeles y los balísticos Ohio, cuyos puntos fuertes eran una buena hidrodinámica, unos sistemas de propulsión muy silenciosos, unos sonar excepcionales y gran versatilidad armamentística. El objetivo era poder acercarse o alejarse sin ser detectados y por lo tanto no dependían tanto de su velocidad y de la profundidad sino de la “invisibilidad” a los detectores enemigos.

 Para mejorar la huella sónica y la incapacidad de los sonares rusos para detectar a los nuevos barcos norteamericanos; los soviéticos optaron por el desarrollo de un nuevo submarino, cuya misión sería el marcaje de los Ohio desplegados en el Pacífico. Debía ser ligero, capaz de producir poco eco de sonar, con nuevos propulsores más silenciosos y que pudiese ser un modelo en constante evolución para adaptarse a las nuevas necesidades durante muchos años. El resultado es un revolucionario submarino nuclear de ataque, con doble casco muy hidrodinámico, torreta ancha baja y larga, gran maniobrabilidad y velocidad: los Akula como se les conoce en occidente. Recordemos que la denominación Akula , que significa tiburón en ruso es atribuida a la clase Typhoon de submarinos balísticos (similares al Octubre Rojo de la película) en la armada rusa.

 El AKULA es un submarino revolucionario en muchos aspectos. Para Rusia el diseño se llamó proyecto 971 y se apodó Shchuka B, saliendo de la mesa de diseño en los primeros 80. Se trata de un portentoso submarino de110 m de eslora, 14 de manga y con un desplazamiento de 8140 TM. en superficie y 12.770 sumergido. Su diseño es una conjunción del submarino de ataque previo (el Alfa) y de un modelo experimental (el Beluga).Está construido en titanio a doble casco con 7 compartimentos estancos interiores y una gran separación entre el casco exterior y el interior para reducir posibles daños al casco interno. Su diseño es inconfundible, de mayor tamaño, motor y armamento que el Alfa, dispone de una torreta ancha, larga, baja e hidrodinámica y de su inconfundible aleta trasera con una compartimento hidrodinámico sobre ella cuyo uso es aún desconocido. Además dispone de sistemas reductores de ruido activos, sonar tipo MGK 540 que se ocupa tanto de la detección como de la clasificación y rechazo de sonidos, así como de la clasificación de objetivos. Está propulsado por un reactor nuclear de 190 MW y una turbina de vapor que genera 55.000 caballos y mueve una hélice de paso fijo de 7 palas en cimitarra, apoyado por un sistema de propulsión de emergencia que le permitiría navegar a velocidad reducida sin la planta nuclear y dispone de dos motores de 750 caballos para usos auxiliares.

AKULA fondeado en puerto vista de proa-estribor. Foto de news.xinhuanet.com

 Posiblemente lo más espectacular sean sus prestaciones: 600 m de cota de profundidad, más de 33 nudos en inmersión (frente a los 25 de un Los Angeles) y capaz de realizar patrullas sin tocar puerto en 4 meses. Es evidente que un barco de estas características está pensado para moverse en la inmensidad del Pacífico , donde enfrentarse a los Ohio y controlar todo el sudeste asiático, donde los rusos hoy, tienen sus principales intereses estratégicos.

 Es complicado saber realmente cuantas variantes y unidades de Akula hay . Se estima que llegaron a haber 16 unidades encargadas. Una primera serie de 7, después una serie de 3 más, que eran como los primeros pero ligeramente retocados y por último un encargo en 1992 de 6 más de mayor eslora, torreta modificada y de mejores prestaciones, lo que en occidente se denomina Akula II. De las que parece que se llegaron a botar tres unidades entre 1995 y 2001: Viper, Nerpa y Gepard, aunque no se sabe si existen más unidades en construcción, lo que parece improbable.

 Su armamento es impresionante: dispone de 8 tubos lanzatorpedos de 650 y 533 mm que además pueden lanzar minas y misiles, de los que equipa 12 misiles atómicos de crucero Granat (SS N 21) y hasta 18 misiles antibuque Novator SS N 15 y SS N 16 (Starfish y Stallion) que pueden ir armados con cabezas nucleares o convencionales.

Akula en su base, foto semi espía . Tomada de military-today.com

 La existencia de la clase Akula condicionó el programa de construcción naval americano que tuvo que hacerle frente diseñando un submarino capaz de enfrentarse a él con eficacia. De hecho la incorporación de ese modelo se está iniciando aún hoy y tan sólo tienen unas pocas unidades botadas. Tratándose de la clase Seawolf / Virginia que ha derivado del Los Angeles, aunque de más tamaño y sistemas de propulsión mejorados por el uso de turbinas, como la clase Trafalgar británica, añadiéndole todo un complejo sistema de detección que cubre la mayor parte de su casco. Tanto pánico supuso para la armada americana que incluso la película “Crimson tide” (marea roja) especula con un movimiento armado en Rusia que logra hacerse con el uso de los Akulas del Pacífico con los que atacar a la flota norteamericana y mantenerlos alejados.

 El Akula sigue siendo uno de los mejores submarinos de ataque del mundo pese a la imposibilidad rusa de poder invertir lo necesario en su mantenimiento operativo. Sobre todo porque la aparición de la clase Seawolf / Virginia ha desviado el foco sobre el Akula para ir pensando en un nuevo modelo más poderoso si cabe. Por lo tanto como en otros casos de carne y hueso este “tiburón” está en vías de extinción.

Quiero aprovechar para agradecer a Felix Iturbide su paciencia y ayuda con los temas del blog y aclarándome datos sobre defensa para que no meta la pata. Recomiendo encarecidamente que le sigáis en Facebook, Twitter y en su blog El lince Analista.

Eduardo

Anuncios

Acerca de eltorodescapaflow

Licenciado en Historia y MBA. Aficionado al modelismo naval, los submarinos, coches clásicos, F1 y modelismo de clásicos y F1, novela negra y otras muchas cosas
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s