BLUEBACK (USS 581) El primero y el último

En esta entrada os presento alguna notas referentes al USS BLUEBACK a tamaño real y en la segunda entrada os hablaré del estupendo kit de Small World Models.

Blueback a toda máquina en superficie (foto wikipedia)

EL USS BLUEBACK

 El USS 581 supone el verdadero paso previo a los submarinos nucleares de ataque norteamericanos actuales. Se puede decir que fue uno de los últimos submarinos de ataque no nucleares en plena guerra fría.

 Al terminar la 2ªGM las armadas de los dos nuevos bloques, habiendo analizado los logros alemanes de los tipos XXI y XXIII, se lanzan a demostrar su poderío industrial y militar. Los soviéticos se pusieron a fabricar indiscriminadamente réplicas exactas del tipo XXI (clase whiskey) con 256 unidades entre 1956 y 1957. Los norteamericanos decidieron aplicar mejoras en su enorme flota excedente de guerra,  el llamado plan Guppy; algo después se inició la clase Tang que era un tipo XXI mejorado y que se cortó en cuanto los soviéticos exhibieron los Whiskey disponibles. Los EE.UU. pasaron a una estrategia doble, por un lado se desarrollaría un casco totalmente hidrodinámico y por otro la nueva planta motriz nuclear. Esto desembocó en dos barcos muy diferentes. En lo tocante a la propulsión, la plataforma de pruebas fue el Nautilus, que básicamente era un compromiso entre el tipo XXI y los guppies. En el aspecto del diseño se obtuvo el USS Albacore, al que dedicaremos unas líneas.

 El encargo del diseño del Albacore aunó a ingenieros del mundo civil (MIT) y el militar. Se partió de los conocimientos en aeronáutica y se estudió la aerodinámica de los dirigibles hasta desembocar en un casco casi idéntico al que se le añadió una pequeña cubierta, torreta y aletas a proa y a popa para mantener la estabilidad. Si bien su desarrollo se extendió en tres fases en un amplio espacio de tiempo (hélice a proa de los hidroplanos traseros, hélice a popa de los hidroplanos y finalmente cola en X) su botadura tras múltiples pruebas en tanques de agua del MIT para modelos del barco, el Albacore fue botado en 1956 obteniendo unos resultados asombrosos, batió todos los records de velocidad aun con maquinas diesel eléctricas y demostró una capacidad de maniobrabilidad que incluso les llevó a probar un timón vertical suplementario en la torreta para evitar escoras excesivas a altas velocidades. Los datos obtenidos continúan siendo secretos pero se supone una velocidad de más de 35 nudos en inmersión y una cota de inmersión de más de 300 m. de profundidad gracias a su casco realizado en acero HY80 por primera vez en la historia del submarino, y que sigue usándose hoy en día.

 Mientras que se seguían produciendo evoluciones del Albacore y Rickover trabajaba en las pruebas y exhibición del Nautilus durante el desarrollo de plantas atómicas más pequeñas, potentes y silenciosas. Los políticos presionaban para poner a flote un arma que demostrase el futuro potencial y detuviese, en lo posible, la ventaja soviética. Finalmente se optó por tomar lo que ya se tenía listo, cascos de Albacore, plantas motrices Diesel eléctricas y armamento, es decir un submarino de ataque moderno al que solo le faltase la incorporación de la nueva generación de propulsores nucleares. De ahí nació la clase Barbel.  Más tarde la conjunción del casco de los Barbel (en concreto del Blueback) y la nueva planta motriz derivada de la del Nautilus, dio paso a la primera clase de submarinos de ataque nucleares norteamericanos, la Clase Skipjack.

Blueback a flote como museo (foto wikipedia)

 Los Barbel, entregados en 1959, eran submarinos casi clónicos del Albacore, con ligeros retoques. Se partió de la fase 2 del Albacore con timones a proa de la hélice, la torreta era básicamente la misma aunque ligeramente alargada para poder albergar los mástiles y el snorkel necesarios en un barco de guerra diesel y se eliminó la pequeña cubierta plana sobreelevada a popa de la torreta, mejorando la hidrodinámica general. Se construyó igual que el Albacore: un casco fabricado en acero HY80 de 1,5 pulgadas, que ya había demostrado su efectividad, pero se le añadió el armamento (6 tubos lanzatorpedos de 21 pulgadas) y se le dotó del nuevo sonar probado en el Albacore. Todos estos nuevos barcos llevaban hidroplanos de proa pero tras las pruebas realizadas en el Albacore, se retiraron a principios de los 60 montándolos en la torreta para ganar hidrodinámica y efectividad respecto a la huella sonora.(de hecho en el Albacore se retiraron totalmente).

 El Blueback, construido en el astillero Ingalls y botado en abril de 1959,  tuvo una vida operativa larga, de 31 años, lo que le permitió pasar por un último estadio de evolución cuando se le añadieron, ya en los 80 unos deflectores del ruido de la hélice en forma de paneles verticales en la punta de los hidroplanos de popa, lo que le daba un aspecto diferente al resto de sus hermanos. (Esta configuración se fue añadiendo a diversas unidades de las clases Los Ángeles y Ohio). Su vida operativa de desarrolló en el Pacífico aunque jamás llegó a entrar en combate. Pero sin duda su mayor aportación fue la de demostrar la alta eficiencia de su casco en un barco de guerra, lo que permitió generar toda una nueva clase de submarinos de ataque nucleares que realmente diferían poco de la clase Barbel, excepto por el tamaño y la aplicación directa de algunas mejoras probadas en el Blueback. La nueva clase Skipjack, a su vez fue la base de los primeros submarinos balísticos norteamericanos (Clase George Washington).

 De este modo el USS Blueback tiene el honor de ser el primer submarino armado equipado con casco de gota de agua y el último submarino de ataque diesel operativo en la U.S.Navy.

 A grandes rasgos debemos señalar que los Barbel eran barcos de 66,4 m de eslora y una manga de 8,9 m. Desplazaban 2153 TM en superficie y 2644 sumergidos. Estaban preparados para navegar a cotas de 220m de profundidad siendo su cota a no exceder de 325 m. Sus velocidades eran interesantes para un diesel: 15 nudos en superficie y 21 sumergidos (el Albacore llegaba a 35), todo ello con tres motores diesel Fairbanks – Morse con 3150 CV y en inmersión dos motores General Electric con 4800 CV. Su autonomía en superficie era de 19.000 millas.

 Nunca entró en combate, pero participó en numerosos ejercicios OTAN y en muchos casos fue muy apreciado por ser muy difícil de detectar, demostrando una vez más lo acertado del diseño radical llevado a cabo en los 50 y que aun hoy es vigente.

Anuncios

Acerca de eltorodescapaflow

Licenciado en Historia y MBA. Aficionado al modelismo naval, los submarinos, coches clásicos, F1 y modelismo de clásicos y F1, novela negra y otras muchas cosas
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s